8 datos interesantes sobre la inseminación artificial

8 datos interesantes sobre la inseminación artificial

¿Tienes dudas sobre la inseminación artificial? Éste es uno de los tratamientos de reproducción asistida más populares y ha mejorado mucho gracias a los avances médicos actuales. Sin embargo, sabemos que necesitas procesar mucha información antes de elegir este tratamiento.

También entendemos que la transparencia y la información son fundamentales para iniciar un tratamiento con total tranquilidad y confianza. Por esta razón, compilamos 8 datos interesantes y preguntas frecuentes sobre la inseminación artificial (IA) que seguro te ayudarán en tu decisión.

1. ¿Qué es la IIU?
Las siglas IIU significan inseminación intrauterina, uno de los tratamientos de fertilidad más comunes, que consiste en depositar los espermatozoides (previamente capacitados y seleccionados en el laboratorio) dentro del útero para aumentar la probabilidad de embarazo. Existen dos tipos de Inseminación artificial y ambos procedimientos son muy similares:

  • IA Conyugal: cuando en la inseminación se utilizan los espermatozoides de la pareja para lograr un bebé.
  • IA de donante: cuando se recurre a la donación de semen, que apoya a parejas donde el varón no produce espermatozoides o no puede lograrse un bebé debido a la pobre calidad en los espermatozoides, mujeres solteras (no existe pareja), parejas de mujeres homosexuales, entre otros casos.

 

2. ¿Cómo se hace?
La IA una técnica de reproducción asistida poco invasiva, sencilla y relativamente rápida, considerada de baja complejidad. Durante el proceso pasamos un catéter a través del cuello uterino, donde se encuentran los espermatozoides previamente capacitados que introducimos en el fondo del útero, en un día especifico recomendado por el médico especialista.

 

3. ¿La inseminación artificial es dolorosa?
Aunque puede causar cierta incomodidad, principalmente cuando se pasa el catéter a través del cuello uterino, la inseminación es un procedimiento relativamente indoloro. Algunas mujeres lo han comparado con un examen de Papanicolau en términos de malestar.

 

4. ¿Cuándo y dónde se recoge la muestra de semen?
La muestra de semen puede recolectarse en casa, aunque generalmente se recolecta en la clínica de fertilidad. En ambos casos, el hombre recibirá un pequeño recipiente estéril donde depositará la muestra seminal. Cuando se realiza en casa, debe entregarse la muestra al laboratorio máximo 1 hora después de la eyaculación.

 

5. Preparar el esperma antes de la inseminación
En la clínica realizamos una capacitación espermática antes de realizar el tratamiento. Este proceso consiste en “seleccionar” los espermatozoides más aptos, eliminando bacterias, espermatozoides muertos o lentos, glóbulos blancos y otros elementos del semen durante el proceso de selección espermática con el objetivo de aumentar las posibilidades de embarazo.

 

6. Éxito en el tratamiento
Al igual que la FIV, el porcentaje de éxito en inseminación artificial depende de varios factores. En algunos casos –después de hacer una evaluación médica y física– el especialista en fertilidad puede recomendar utilizar de 2 a 4 intentos para aumentar las probabilidades de embarazo. Si no se obtiene el resultado esperado tras realizar las IA’s recomendadas por el médico especialista, se debe considerar la fecundación in vitro. Con una estimulación ovárica muy leve impulsamos el éxito del tratamiento. Además, realizamos un espermograma previo al tratamiento, analizando la calidad el semen de la pareja para determinar si la inseminación es la más correcta dentro de las otras técnicas de fertilización in vitro existentes.

 

7. Una vez realizado el tratamiento, ¿cuándo hacerme una prueba de embarazo?
Recomendamos hacerte la prueba de embarazo 14 días después del procedimiento. La implantación del embrión concebido en tu útero puede tardar entre seis y 12 días después de la ovulación, por lo tanto, es mejor esperar dos semanas después del procedimiento y hacerte la prueba de embarazo en sangre.

 

8. ¿Debo hacer o evitar algo después de la IA?
Siéntete libre de levantarte y moverte después de la inseminación. En realidad, puedes reanudar tus actividades regulares de inmediato, siempre y cuando éstas no impliquen un esfuerzo físico excesivo.

 

Ilustración por Reproducción Asistida ORG